Medios en carrera neolibre.

2hxp

Hoy me he levantado y después de ver el primer pase de las noticias del día me he dado cuenta de que ya tenía tema para una nueva entrada. Explicar mi sentimiento concreto ante las cuatro portadas de los periódicos que sacan como “principales”, que yo por cierto preferiría llamar principescos.

Lo intentaré hacer breve, como breve pero intenso es el sentimiento a la lectura de cada una de ellas.

1.) La de la hoja parroquial 1 llamada ABC ya me sugiere que todas las atrocidades que se cometan en Oriente Medio son pocas con tal de que no nos suban el precio de la gasolina. A estas alturas suena como Caperucita pero hay que justificar y apoyar los intereses de la casta anunciadora. Ayudando a los del IBEX y adláteres.

2.) La hoja parroquial 2 Llamada la Razón nos trae directamente un anuncio provida con todo lujo de detalles y haciendo gala de la más absoluta falta de escrúpulos aprovechandose para impartir su doctrina de la imagen de un menor. No solo es sectaria si no insultante para los que no compartimos esa doctrina que trata de arrogarse como única y decidir incluso lo que es y cómo ha de ser la vida de cada persona, según ellos claro. Muy respetuosos si y sobre todo tolerantes. Ayudando a Gallardón y adláteres.

3.) La portada de el País es más sofisticada, más compleja, como corresponde dado el público al que cuida y nos traé un caso claro de disociación tratando de posicionar y destacar a Urkullu de algún modo, del que sea, para no ser completamente absorbido por el absurdo en el que ha dejado la coronación a los dos grandes nacionalismos periféricos tradicionales. Lo biparto los necesita a los dos y ellos van a colaborar pero hay que tenerles contentos y tanto el viaje a Cataluña de Philip como esta portada me parecen guiños a las aristocracias de las “afueras” #:O) Ayudando a lo biparto y a sus adláteres.

4.) La hoja parroquial 3 la he dejado para lo último. En El Mundo ya no esta Pedro pero no importa, su talante permanece con Casimiro. Son capaces de todo como ya demuestra el tertuliano de éste periódico que tanto gusta a las principales teles. Han decidido situar a Pablo Iglesias y a la palabra terrorismo al mismo nivel. Desde luego que le deben tener mucho terror y tratan de que toda la galaxia se lo tenga.

Esto no es periodismo amarillo. Es periodismo ocre y el daño que hace no al político, que es muy discutible si le dañan o no, si no a la mínima convivencia en paz es notorio. Los violentos no son solo los que ponen bombas, también los titulares pueden ser terrorismo.

Ayudando a que nos demos de leches todos de nuevo. Como los dueños son italianos esto támpoco les importará demasiado.

Hasta aquí el resumen de prensa, una penita si, pero es lo que me parece y creí que debía escribirlo, espero que la próxima entrada sea más alegre, hasta pronto.

Anuncios