Literatura Fermiónica, así empiezan algunos…

nomecreocasinada

La introducción de metáforas,  como paradigmas para visualizar nuevos entresijos estético-filosóficos, es una redundancia de la misma característica que en esencia se quiere alumbrar.

Así, hablar de literatura fermiónica no es más que un retruécano para referirse a aquélla que brota de la más profunda soledad y aislamiento del autor, por decisión propia o por ostracismo social. Y, es precisamente de ésta, y no de otra, afirma Pol Ruiz de Gauna[1], de la que puede brotar una literatura post-racional, capaz de captar lo inefable e intentar aproximarse con los diversos recursos del lenguaje.

Ahora bien, es difícil integrar paradigmas que hagan crujir los mecanismos económicos que soportan el frágil negocio literario. No caben los autores fermiónicos, que lanzan su obra y se retiran, aunque eso sea propio de naturaleza creativa y humana, porque el escritor es hoy también comercial de su propio producto.

[1] La Literatura fermiónica:el paradigma…

Ver la entrada original 15 palabras más

Anuncios